Reproducción asexual de corales marinos

inicio > Corales duros > Reproducción asexual de corales marinos

Iniciábamos la serie dedicada a la reproducción de los corales con las formas sexuales de reproducción. En este segundo capítulo hablamos de la forma más frecuente de reproducción de los corales en acuario la reproducción asexual.

Reproducción asexual de corales marinos

La reproducción asexual presenta un gran número de variedades pudiendo ejercitar varias de ellas el mismo tipo de coral. De entre todas estas variedades las más conocidas son la fragmetación, la gemación, la división longitudinal, la división transversal y la escisión del disco basal. A parte de las mencionadas existen otras fórmulas de reproducción asexual en los colores no estudiadas en todos sus aspectos como son la extrusión de pólipos o mediante vesículas de los mismos.

Como ocurría con la reproducción sexual la reproducción asexual también permite la dispersión de la especie y colonización de arrecifes lejanos ya que se generan larvas que son arrastradas por las corrientes hasta que consiguen fijarse al sustrato.

Reproducción asexual de corales marinos

Reproducción asexual de corales marinos

En el mar la reproducción asexual se produce por procesos inducidos externos como el ataque de depredadores o las tormentas por ejemplo. Sin embargo hay especies como los Rhodactis que producen este tipo de reproducción cuando se alcanza la temperatura más alta del ciclo anual.

Reproducción de corales por fragmentación

Es una práctica muy habitual entre los corales blandos. Es producida por lo general por un estrangulamiento fortuito de una rama que contenga al menos 8 pólipos. Cuando el estrangulamiento provoca la rotura de la rama esta se desprende pudiéndose fijar, si encuentra un lugar idóneo, dando lugar a una colonia totalmente independiente. Este comportamiento es habitual en Sinularias, Litophyton o Capnellas por ejemplo.

Controladores automáticos de Ph y sistemas hidropónicos Prosystem Aqua

Publicidad: Controladores automáticos de Ph y sistemas hidropónicos Prosystem Aqua

Otras especies como las Xenias, Anthelias y los Zoántidos son capaces de fragmentar un único pólipo que es arrastrado por las corrientes hasta que se fija una vez encontrada un localización adecuada.

Reproducción por Gemación

Las colonias coralinas y de anémonas coloniales se produce por la gemación de los pólipos que se encuentran en las periferias de las mismas. La gemación en origen se produce por la aparición de un nuevo pólipo a través de una excrecencia que desarrolla tentáculos y todas las estructuras vitales. Una vez completado el desarrollo se separa siendo un animal totalmente independiente.

Reproducción asexual de corales marinos

Reproducción asexual de corales marinos

La gemación es muy común entre los Sarcophyton que pueden provocar la aparición de gemas tanto en el tallo como en los laterales de la copa. Especies de anémonas coloniales como los Zoanthus y las anémonas seta como los Discosomas también reproducen estos comportamientos. Entre anémonas la gemación se produce bien en el extremo de los tentáculos o desde el disco oral.

Reproducción por división longitudinal

Este tipo de reproducción consiste en la división en dos del pólipo por haber sido atravesado por un objeto, desde la boca hasta la ventosa basal, que lo divide en dos. Es común entre Xenias y muchos tipos de anémonas.

Reproducción por división transversal

Esta variedad se produce cuando el pólipo genera una anillo de tentáculos en la parte superior del tallo. Estos tentáculos se separan posteriormente por estrangulamiento. Lo común es que la parte superior genere una nueva ventosas basal y la inferior un nuevo anillo de tentáculos completo. Esta división en ocasiones puede ser múltiple cuando el estrangulamiento se produce por debajo del nuevo anillo de tentáculos generando un pólipo nuevo con dos anillos de tentáculos que acabará por dividirse nuevamente. Es común en anémonas y anémonas coloniales como las anémonas seta y zohántidos.

Reproducción por escisión del disco basal

Muchas especies de coral blando y anémonas se mueven por el sustrato y objetos decorativos valiéndose de su disco basal. Es muy común que dejen porciones de este disco desprendidos y adheridos a la superficie por donde han pasado dando lugar a un nuevo pólipo. Esta técnica de reproducción asexual también es conocida como laceración del pie. Es común entre muchos corales blandos como la Cladiella, Nephtea, Xenia y Sarcophyton así como en muchas especies de anémonas.

Principales técnicas de propagación asexual en los corales

Todos los invertebrados sésiles presentan unas muy altas tasas de regeneración debido a que deben reponerse de los ataques de depredadores o los fenómenos naturales que periódicamente merman las colonias.

Reproducción asexual de corales marinos

Reproducción asexual de corales marinos

Sea cual sea el tipo de coral al que queramos esquejar o reproducir asexualmente debemos tener claro que esta acción supone tres fases diferenciadas: La elección de la colonia madre. La disección o corte del fragmento y por último su colocación o fijación.

A la hora de elegir la colonia madre debemos siempre seleccionar una que se encuentre sana. Además debemos de poder garantizar unas condiciones acuáticas estables y óptimas para la recuperación tanto de la colonia madre como de los esquejes obtenidos. La excepción a la elección de una colonia madre adecuada se da en aquellos casos en que se debe intervenir precipitadamente ante una colonia afectada por una infección causante de necrosis o afección parasitaria con objeto de salvar el mayor porcentaje posible de la colonia.

Es importante una vez determinado el individuo a esquejar tener en cuenta el lugar idóneo para realizar el corte. Es conveniente hacerlo en aquella rama o trozo de individuo que tras el corte quedará expuesto a las mejores condiciones de corriente de agua y luz. Si la cicatriz queda privada de las corrientes lo normal es que el mucus generado no sea retirado y provoquen una infección bacteriana con todos los problemas que ello supone.

Los trozos esquejados deben tener algo de consistencia para que la nueva colonia tenga probabilidades reales de desarrollo. Trozos muy pequeños por debajo de los 2 o 3 cm de longitud no tendrán probabilidades reales de desarrollo (Borneman, 2004)

Si es viable el corte conviene hacerlo de forma emergida con lo que seremos más precisos. Los corles aguantan perfectamente, dependiendo de la especie, los minutos necesarios para el corte emergidos. Yo siempre extraigo al coral directamente de la bolsa de transporte y lo sumerjo en el acuario sin realizar ningún tipo de aclimatación. Es importante siempre manipular a los invertebrados sésiles con guantes porque muchos de ellos tienen toxinas y nemotocistes urticantes.

La fragmentación podemos realizarla por corte o amputación directa de la colonia madre. Dependiendo de la especie la forma de corte varía pero siempre mantendremos presente lo comentado anteriormente sobre las cicatrices.

Reproducción asexual de corales marinos

Reproducción asexual de corales marinos

En los corales blandos es mejor un escalpelo, que podemos adquirir en cualquier farmacia, que unas tijeras que provocan aplastamiento en el tejido durante el corte. Especies de coral blando como los Sarcophyton, Lobophytum, Sinularia, Cladiella y Alcyonium son muy adecuados para emplear con ellos esta técnica.

En los corales duros la fragmentación no es tan sencilla por su esqueleto calcáreo. Además muchas especies son delicadas y presentan muchas dificultades de fragmentación por su estructura. En muchas ocasiones el lugar elegido para el corte es variado por la propia morfología del animal obligándonos a realizarlo en una zona que no teníamos planificada. Con estos animales es común emplear alicates o discos de corte tipo Dremel. Quitando las especies arbóreas tipo Acropora o Seriatophora por ejemplo que no presentan dificultad para la fragmentación los corales duros que mejor llevan el manipulado para su fragmentación son la Fungia la Euphyllia, la Galaxea, Hydnopora, Turbinaria, Blastomussa o Lobophyllia por ejemplo.

Una técnica alternativa a la fragmentación es el corte parcial sin llegar a provocar una división completa del animal. En este caso forzaremos la fragmentación de forma natural y tanto la colonia como el esqueje se recuperaran en su localización habitual. Los fragmentos una vez cicatrizados pueden ser separados completamente de la colonia madre con total garantía. Esta técnica es viable con especies de Zoanathus y coralimorfários en general, Sarcophyton, Lobophytum, Sinularia, Cladiella, Alcyonium y Briareum.

Una técnica alternativa sólo para ejecutar con corales blandos es la desarrollada por constricción con el uso de bridas o gomas ajustables que van cercenando de forma natural a la colonia. Está técnica es poco agresiva y genera una alta tasa de supervivencia tanto en la colonia madre como en los segmentos esquejados. Una última alternativa de reproducción por fragmentación es la de forzar a la colonia a reproducirse a una zona acotada que hayamos definido. La colonia de pólipos comienza a expandirse de forma obligada por al nueva roca o sustrato adyacente con lo que luego resulta muy sencillo separarlos.

Una ver cercenado el esqueje nos toca abordar la fase de fijación del segmento esquejado y del regreso de la colonia madre al acuario. Es conveniente que tras la fragmentación bañemos a la colonia en un cubo con agua de parámetros físico-químicos similares al del agua del acuario para eliminar el exceso de mucus. Atención en especial a la temperatura.

Para fijar el nuevo esqueje a su soporte final existen multitud de técnicas tan diferentes entre sí como ejemplar resinas epoxy, emplear comas elásticas, pegamento de base cianocrilato como el Loctite y otras formulas como las de emparedar el esqueje entre dos rocas donde quede bien sujeto.

Reproducción asexual de corales marinos

Reproducción asexual de corales marinos

Con los corales blandos no se pueden emplear pegamentos ni resina directamente sobre el tejido ya que lo dañaremos y el pegamento no hará efecto por el mucus. En este caso es mejor empelar una goma estrecha o incluso atravesarlo con un palillo que emplearemos para sujeción de la goma. No emplear gomas anchas que pueden generar necrosis por anoxia en la zona cubierta ni apretar mucho para no volver a seccionar el esqueje.

Con la cicatriz del esqueje sucede lo mismo que con la de la colonia. Esta deberá quedar expuesta a la corriente y a la luz para que cure convenientemente. En tallos y ramas de coral duro es normal pegar el fragmento por la punta dejando el corte invertido para que desarrolle la colonia a partir de él.

En corales duros tanto arborescentes (Acroporas por ejemplo) como incrustrantes como las Montiporas es adecuado emplear la resina epoxy ya que no es tóxica sumergida, manteniene su adherencia y no perjudica a la colonia si cubrimos parte de sus pólipos porque ésta seguirá desarrollándose sobre la superficie de la resina. Los pegamentos de base cianocrilatos deben emplearse de forma sumergida y es conveniente secar previamente la zona de aplicación. Estos adhesivos a diferencia de las resinas son casi instantáneos. Las resinas tardarán unas horas en endurecer.

En el caso de las gorgonias no podemos actuar como lo comentado anteriormente. Es totalmente imprescindible eliminar de la base del corte todo tejido vivo con una cuchilla o similar par evitar que se pudra. El esqueleto resultante si podrá ser enterrado en la resina epoxy sin riesgo.

Por último y como última recomendación la colocación inicial del esqueje en el acuario debe ser muy similar a la que tenía la colonia madre. Luego podremos ir variando paulatinamente su posición con su soporte pétreo. Si lo hacemos así generaremos menos estrés. En el caso del coral duro limitaremos las posibilidades de que aparezcan blanqueamientos que complicarían fatalmente su propagación.

Os dejo un interesante artículo relacionado:

También te puede interesar:

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen.

Regresar al inicio del artículo  Ir arriba del artículo

Summary
Review Date
Reviewed Item
Reproducción asexual de corales marinos
Author Rating
41star1star1star1stargray

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.