Mantenimiento de Vallisnerias en el acuario

inicio > Plantas de acuario de agua dulce >  VallisneriasHidrocoritáceas

Sin duda la Vallisneria es un género de planta acuática que cuenta con el mayor fervor de todos los aficionados. Su alta adaptabilidad a todo tipo de condiciones acuáticas y su extraordinario porte la convierten en una de las plantas de acuario más populares.

Vallisnerias, hermosas cintas para el acuario plantado

Las Vallisnerias prefieren aguas de dureza media. No son exigentes con el pH del agua ni con el tipo de sustrato donde enraizan. El algunos casos es viable que lo hagan incluso sobre los troncos del acuario. Requiere de altas tasas de iluminación para un desarrollo correcto pero debido a su naturaleza puede ser colocada incluso en zonas sombreadas.

De gran capacidad de adaptación la Vallisneria puede ser encontrada con diversidad de formas y coloraciones en función de su localización geográfica. Su hábitat predilecto se sitúa en las zonas tropicales y subtropicales.

La Vallisneria pertenece a la familia de las Hidrocoritáceas y hay clasificadas 20 variedades diferentes. Algunas de ellas son fruto de una cría selectiva con orientación al acuario.

Vallisnerias en la naturaleza

En la naturaleza podemos encontrar a estas plantas, denominadas por el aficionado por su forma como cintas, formando bastas colonias cuyo desarrollo no parece tener fin. Su longitud y su número tapan otras poblaciones de plantas de desarrollo más lentos privándolas de los necesarios rayos solares. Cuando alcanzan la superficie se produce un cambio en la coloración de sus hojas que se vuelve verde oscuro e incluso marrón. Son plantas estrictamente acuáticas y sus hojas se secan rápidamente si las mantenemos de forma emergida.

Controladores automáticos de Ph y sistemas hidropónicos Prosystem Aqua

Publicidad: Controladores automáticos de Ph y sistemas hidropónicos Prosystem Aqua

Vallisneria gigantea, la Vallisneria puede ser encontrada con diversidad de formas y coloraciones en función de su localización geográfica.

Vallisneria gigantea, la Vallisneria puede ser encontrada con diversidad de formas y coloraciones en función de su localización geográfica.

Una exigencia que si debemos tener en cuenta al decantarnos por ellas para mantenerlas en nuestro acuario es asegurar una altura mínima en la columna de agua de 25 cm no siendo apta para acuaterrarios.

La reproducción de la Vallisneria

Las Vallisnerias se reproducen de dos formas diferentes, dependiendo de las características del medio, por espolones y por la germinación de sus semillas. Las Vallisnerias son capaces de realizar la floración en superficie y generan tanto flores macho como flores hembra. Durante la floración primero se generan unos brotes iniciales, en la base de la planta, de pequeño tamaño y color blanquecino que serían los machos. Desde la base de la planta nacen, para entendernos, una serie de alambres retorcidos que llegados a la superficie generarán la floración hembra. Cuando la floración femenina se ha producido la planta suelta los brotes machos que toman el camino hacia la superficie donde culminar la fecundación. Una vez producida los mal llamados “alambres” caeran hasta el sustrato donde madurarán y procederán a generar una nueva planta.

En el acuario la reproducción por la fecundación no es común que se produzca. Lo más habitual es la reproducción por espolones. De la planta madre sale un sarmiento curvado que se introduce en el sustrato. Ahí donde se entierre generará una nueva planta y generará un nuevo sarmiento, de unos 5 cm. Si no controlamos el devenir del sarmiento tomará todo el acuario ya que se reproduce realmente rápido.

Una vez la nueva planta alcanza una talla que supera los 20 cm se puede cortar el sarmiento que la une con la planta madre. Es el momento de trasplantarla para lograr una decoración unificada.

Controladores automáticos de Ph y sistemas hidropónicos Prosystem Aqua

Publicidad: Seguros para acuarios y terrarios

Mantenimiento, plantación y poda de Vallisnerias

Su mantenimiento es sencillo. Las cintas o Vallisnerias no requieren de unos cuidados al detalle, su desarrollo se producirá por si sólo. Si es importante planificar la zona de plantado para no taponar la presencia de otras plantas de desarrollo más lento. Las zonas traseras y laterales sería lo más lógico para conseguir dejar espacio libre para la natación. Conviene plantar grupos y no plantas individuales para lograr una sensación mayor de naturalidad. Debemos dejar espacio suficiente entre plantas. Una causa fundamental de pérdidas de Vallisneria es enterrar su base. La zona de nacimiento de las hojas es el límite para enterrarlas. Si no lo hacemos así no permitiremos la aparición de nuevas hojas y la planta se pudrirá.

Vallisneria americana. Las Vallisnerias se reproducen por floración o por espolones

Vallisneria americana. Las Vallisnerias se reproducen por floración o por espolones

La poda es importante para dar salud a nuestra colonia de cintas. Su desarrollo puede ser vertiginoso y el tamaño de sus hojas de hasta dos metros puede acabar colapsando la superficie de nuestro acuario y por tanto impidiendo que entre la luz. La poda requiere de una técnica sencilla. Debemos realizarla a nivel de superficie con un corte de 45º. Dejaremos dos hojas jóvenes con las puntas redondeadas sin podar. Si podamos todas las hojas frenaremos el desarrollo de la planta. Si no se desarrolla se debilitará y puede acabar muriendo.

Son plantas resistentes que agradecerán que les ofrezcamos un sustrato enriquecido con forma de pastillas de donde puedan obtener hierro y sales minerales. Como comentaba anteriormente no es exigente con el agua por lo que los niveles de los parámetros no es un indicador válido para su desarrollo. Lo que si necesita es una fuerte iluminación.

Es una planta tropical por lo que no tolera temperaturas muy bajas. Por debajo de 18º se resiente. Sin embargo tolera muy bien temperaturas altas y mostrará todo su verdor con una iluminación adecuado y una pequeña cantidad de hierro.

Variedades más comunes de Vallisnerias en el comercio

Vallisneria gigantea – Vallisneria gigantea

Procede de las Islas Filipinas y Nueva Guinea. Es la variedad más grande pudiendo lograr hojas de varios metros. También tiene la mayor anchura de hoja, hasta los 4 cm. Sus grandes dimensiones obligan a plantarlas en acuarios de altura significativa, en torno a los 40 cm de alto. Se adapta muy bien al acuario y su desarrollo es muy rápido por lo que la poda debe ser una actividad semanal más en el mantenimiento de nuestro acuario.

Vallisneria spiralis. Las Vallisnerias no son exigentes con los parámetros físico-químicos con excepción de la temperatura

Vallisneria spiralis. Las Vallisnerias no son exigentes con los parámetros físico-químicos con excepción de la temperatura

Vallisneria americana – Vallisneria michaux

Su origen es el Sur de los Estados Unidos. Tiene un aspecto similar a la V. gigantea pero su longitud es mucho menor, 40-50 cm de hoja. La forma de su hoja más retorcida le sirve para ser confundida con otras variedades como Vallisneria spiralis o V. tortifolia.

Vallisneria común – Vallisneria spiralis

Se puede encontrar a lo largo del todo el mundo incluyendo en cuencas fluviales de España, Francia o Italia. De longitud superior a al V. americana será la especie quizás más común en los comercios del ramo y la que mejor se adapta a temperaturas bajas.

Vallisneria asiática – Vallisneria tortifolia

Su origen es el Este de Asia y Japón. Se caracteriza por su marcado rizo en sus hojas. Es la variead de crecimiento más lento no superando los 35 cm de talla en sus hojas. Esta particularidad la convierte en ideal para acuarios más pequeños de menor altura. Es la variedad más delicada con unas hojas quebradizas y mayor exigencia con los parámetros del agua no adaptándose a aguas blandas.

Vallisneria tortifolia. Las Vallisnarias prefieren aguas de dureza moderada o tirando a dura.

Vallisneria tortifolia. Las Vallisnarias prefieren aguas de dureza moderada o tirando a dura.

Otras variedades que podemos localizar en los comercios son la Vallisneria rubra detectable por presentar sus hojas de color marrón o incluso rojizo. Otras variedades menos comunes son la Vallisneria torta y la Vallisneria portugalensis. En muchas ocasiones es dificil determinar la variedad de vallisneria que poseemos denominándose todas ellas por las cuatro variedades principales comentadas. Esta identificación se vuelve todavía más complicada cuando la planta se asienta en nuestro acuario y cambia de forma durante su etapa de aclimatación.

También te puede interesar:

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen

Summary
Review Date
Reviewed Item
Mantenimiento de Vallisnerias en el acuario
Author Rating
41star1star1star1stargray

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.