Lobelia cardinalis, una planta medicinal para el acuario

inicio > Plantas de acuario de agua dulce >  Lobelia cardinalis

La Lobelia cardinalis es una especie que en su forma acuática presenta el denominado enraizamiento sumergido. En su forma original emergida presentan una floración muy colorida y estética en tonalidades rojas. Es una planta que se emplea para el tratamiento de resfriados, bronquitis e incluso es empleada en tratamientos de deshabituación del tabaco.

Lobelia cardinalis, plantas de floración espectacular en tonos rojos

Pertenece al orden Campanuales. Es una especie con gran tolerancia a las variaciones de temperatura. Es originaría del Norte de América y su distribución muy amplia: Podemos encontrarla en zonas del Sur de Canadá, a lo largo de todo Estados Unidos e incluso determinadas zonas del Golfo de México. Se comercializa para acuario en su forma sumergida por distintas firmas comerciales Asiáticas.

El género Lobelia aglutina cerca de 300 especies de las cuales en torno a las 10 variedades pueden ser definidas como de enraizamiento sumergido. Las especies que poseen inflorescencia en tonalidades rojizas son únicamente dos. La Lobelia splendes Willd que procede de México y la que nos ocupa en este artículo, la Lobelia cardinalis cuya floración en color rojo intenso resulta espectacular.

Lobelia cardinalis, plantas de floración espectacular en tonos rojos

Lobelia cardinalis, plantas de floración espectacular en tonos rojos

La L. cardinalis podemos encontrarla, dependiendo del cultivo de origen, de forma emergida para jardines, en esta presentación sólo debe tener sumergidas las raíces o la forma sumergida que sólo podemos encontrar en los comercios con procedencia asiática.

La Lobelia cardinalis de origen emergido es una planta típica de exterior que soporta muy bien las variaciones de temperatura entre la noche y el día. Es relativamente fácil de mantener y produce de forma natural renuevos (nuevos brotes) con periodicidad, siempre con las raíces sumergidas en una forma de cultivo semi-acuático. No es recomendable mantenerla en interiores porque reduce drásticamente su tiempo de vida. Son platas palustres o de tallo erecto llegando a alcanzar tallas de hasta 50 cm. En la cúspide se desarrolla la floración. Sus hojas son lanceoladas y ligeramente elípticas alcanzando un contorno de unos 10 cm.

La floración se produce en los meses cálidos, finales de julio y el mes de agosto. Genera entre 8 y 10 flores por planta. Las flores se mantienen en buenas condiciones por un periodo de 7 días. Las flores se agrupan de forma racemosa.

La Lobelia cardinalis de forma sumergida en el acuario

La forma sumergida de la Lobelia cardinalis es similar a la variación original pero con un desarrollo mucho más lento sufriendo algunos cambios que afectan por ejemplo a la coloración de la planta.

Las plantas de origen emergido no pueden sumergirse de forma inmediata porque provocaremos su muerte. La aclimatación al nuevo medio debe ser lenta y pausada. Lo más recomendable es que estos procesos de paso de emergida a sumergida se prolonguen por un tiempo determinado volviendo de nuevo a su condición emergida aumentando paulatinamente el tiempo sumergida.

La forma sumergida de la Lobelia cardinalis es similar a la variación original pero con un desarrollo mucho más lento

La forma sumergida de la Lobelia cardinalis es similar a la variación original pero con un desarrollo mucho más lento

Las plantas acondicionadas al modo subacuático poseen hojas unidas a un tallo grueso de unos 2-3 cm de grosor. En el comercio se encuentran ejemplares de tallo muy corto, unos 4 cm, lo que indica que han sido talados por la base. Las hojas de la versión sumergida son elípticas con bordes dentados, ápice acuminado y base cuneiforme con prolongación de peciolo. Poseen una venación muy visible. La parte adaxial de la hoja es de color verde oscuro mientas que el anverso es de tonalidad magenta o rojiza también en tonos oscuros. Las hojas que nacen en el acuario presentan un verde muy claro.

Las Lobelias cardinalis acondicionadas al modo subacuático poseen hojas unidas a un tallo grueso de unos 2-3 cm de grosor

Las Lobelias cardinalis acondicionadas al modo subacuático poseen hojas unidas a un tallo grueso de unos 2-3 cm de grosor

La lobelia en el acuario come hemos comentado se desarrola de forma muy lenta. Requiere de augas ligermante áciadas a neutras, 6,7-7 pH. Necesita de una iluminación potente y prefiere pocos cambios de agua. La temperatura ideal sería entre 22 y 24ºC pudiéndose mantener hasta 26ºC sin excesivos problemas si estos son los requerimientos de temperatura de nuestros peces.

Debe ser colocada en la zona media del acuario donde arraiga mejor. Pondremos sustratos enriquecidos que fomenten la toma de nutrientes. Debemos evitar mantenerlas con grandes Cíclidos que pudieran desplantarlas al escavar en el sustrato. Puede ser mantenida con el resto de peces habituales en los acuarios comunitarios siempre y cuando la respeten. El agua debe estar lo más clara posible porque no tolera aguas turbias.

La Lobelia cardinalis prefiere aguas lo más claras posible porque no tolera aguas turbias.

La Lobelia cardinalis prefiere aguas lo más claras posible porque no tolera aguas turbias.

También te puede interesar:

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen

Summary
Review Date
Reviewed Item
Lobelia cardinalis, una planta medicinal para el acuario
Author Rating
41star1star1star1stargray

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.