Acuario, parámetros acuáticos y plantas para el mantenimiento del Pterophyllum scalare

inicio > Peces tropicales de agua dulce > Mantenimiento del Pterophyllum scalare

Retomamos esta serie de artículos sobre el Pterophyllum scalare o pez ángel escalar hablando del acuario para su mantenimiento, los parámetros físico-químicos del agua, el sistema de filtro y aquellas plantas más adecuadas para mantener junto a estos increíbles peces.

Ver artículo anterior: Introducción al Pterophyllum scalare, pez ángel escalar

Acuario, parámetros acuáticos y plantas para el mantenimiento del Pterophyllum scalare

Los P. scalare son peces relativamente grandes. Pueden llegar a alcanzar los 15-20 cm de largo por una altura proporcional. Por este motivo debemos mantenerlos en acuarios de cierto volumen no siendo el largo el factor clave ya que no son peces muy nadadores.

Unas medidas de 80x50x50 cm (largo, ancho y alto) 200 litros de volumen sería lo mínimo recomendable para mantener a una sola pareja. Por tanto deberemos ir aumentando el volumen de nuestra instalación en función del grupo de peces a mantener.

A pesar de no ser unos nadadores rápidos los escalares son peces muy nerviosos que requieren de un acuario muy plantado donde poder encontrar cobijo.

Por lo general se adaptan bien porque todos los ejemplares que podemos encontrar en el comercio proceden de la cría en cautividad. Sin embargo podemos tener problemas ante un súbita iluminación del acuario cuando los peces están descansando. En estos casos los animales pueden llegar a golpearse con cristales y decoración. Es más recomendable que la iluminación se encienda paulatinamente o reciban luz indirecta a través de una ventana con la persiana levantada.

Acuario, parámetros acuáticos y plantas para el mantenimiento del Pterophyllum scalare

Acuario, parámetros acuáticos y plantas para el mantenimiento del Pterophyllum scalare

Los escalares son Cíclidos y como tales reproducen las costumbres de éstos de rebuscar en el sustrato soplando agua hacía el mismo para localizar pequeños gusanos y crustáceos. Este detalle nos indica que deberemos proporcionar sustratos de granulometría fina.

Estos peces establecen territorios en base a objetos decorativos que asciendan hasta la superficie de forma vertical. Deberemos proporcionárselos para que los puedan delimitar. El territorio se establece de forma circular alrededor del objeto que ha seleccionado como óptimo para la puesta.

Si colocamos los objetos de referencia en los laterales parte del territorio se encuentra realmente fuera del acuario por lo que reducimos el espacio real total que controla cada animal.

El equipamiento del acuario tipo es idéntico a cualquier instalación tropical. Debemos ofrecer una temperatura estable de entre 24 y 26ºC. Es normal que entre el día y la noche pueda fluctuar en unos dos grados. Hilando muy fino podemos instalar dos calentadores para marcar esta diferencia de temperatura entre el día y la noche lo que beneficiará a nuestros animales.

La temperatura máxima que pueden tolerar nuestros peces es de 30º C siendo la mínima de 18º. Por encima o por debajo de estos límites nuestros animales sufrirán y es posible que de mantener estas temperaturas erróneas en el tiempo aparezcan diferentes patologías debido al estrés.

Es muy común, tanto con peces Disco como con escalares, mantenerlos en la franja de temperatura de entre 28 y 30ºC. Sin embargo esta praxis no es buena ya que los biorritmos vitales se aceleran y se reduce su esperanza de vida.

La corriente del filtro no debe ser demasiado fuerte ya que a estos peces les gustan las aguas de más remanso. Lo perfecto sería un caudal de aproximadamente un volumen del acuario por hora a través del filtro. Este caudal reducido beneficia también el desarrollo de nuestra colonia de plantas naturales.

Acuario, parámetros acuáticos y plantas para el mantenimiento del Pterophyllum scalare

Acuario, parámetros acuáticos y plantas para el mantenimiento del Pterophyllum scalare

Eligiendo el acuario para mantener peces escalares

Los acuarios grandes presentan más ventajas que inconvenientes. Son más estables y todos los peces valoran muy positivamente esta característica brindando sus mejores colores. Aunque parezca a la contra los acuarios grandes dan menos trabajo que los pequeños y nos corrigen por si solos muchos más errores.

Los Escalares son peces realmente muy resistentes y se adaptan con relativa sencillez a un gran abanico de calidades acuáticas. Obviamente la estabilidad es el factor clave, es por ello que si podemos elegir un tanque de mayor volumen lo hagamos sin duda.

El volumen y forma del acuario resultan muy trascendentes y afectan a los comportamientos sociales y territoriales de los peces. Volúmenes inadecuados o instalaciones con un número de ejemplares por encima de lo saludable afectará al devenir de nuestro proyecto acuariófilo y es muy probable que tengamos problemas serios que se incrementarán con el desarrollo de los ejemplares.

Estabilidad de los parámetros acuáticos

La estabilidad de los parámetros acuáticos como base en el éxito del mantenimiento de peces escalares.

La base de un proyecto de este tipo es la estabilidad, como en casi todos. Mantener un grado de dureza y un pH estable resulta básico. Es por ello que debemos cuidar estos parámetros para que no fluctúen en demasía en los cambios de agua o en las reposiciones de agua por evaporación.

Cambios del 25% del volumen total del acuario, semanal o quincenalmente en función de la población, además de un sifonado adecuado serán prácticas muy recomendables.

En agua dulce con pH por debajo de 7 no existe el amoniaco sino el amonio. Es un compuesto menos tóxico pero tóxico al fin y al cabo. Os dejo dos enlaces ya publicados en La Guía del Acuario orientados a todos aquellos aficionados con menos experiencia para ayudarles a comprender las fases del filtrado biológio y el ciclo del nitrógeno.

En este tipo de acuarios, normalmente de aguas blandas y ligeramente ácidas, no se produce una desnitrificación como sí podemos lograr en instalaciones marinas. Por esta causa debemos realizar cambios de agua regulares para controlar el nitrato y otros elementos de desecho. El porcentaje de nitratos que no debemos superar para no dañar a nuestros peces sería de 30 mg por litro.

Eligiendo las plantas ideales para el perfecto acuario con Pterophyllum scalare

Como norma general los Escalares no mordisquean ni comen las hojas de las plantas. Esta particularidad nos permite mantener cualquier especie siempre que toleré la temperatura del agua. Debemos evitar no obstante aquellas especies con altos requerimientos lumínicos porque a nuestros peces no les resulta agradable una iluminación muy intensa.

Siempre es conveniente mantener plantas naturales en el acuario de escalares por varios motivos: Eliminan parte de los desechos, producen oxígeno y proporcionan refugio a ejemplares acosados y a los alevines.

Acuario para pterophyllum scalare con Echinodorus bleheri

Acuario para pterophyllum scalare con Echinodorus bleheri

Desde un punto de vista práctico las plantas que les serán de utilidad a nuestros peces serán aquellas de hoja grande donde poder desovar y aquellas con altura suficiente para permitir determinar sus territorios.

Las más recomendable por tanto serían las del género Echinodorus (origen Amazonas), en particular por ser muy resistentes y tener estructura radicular lo que permite ser mantenidas de forma individual delimitando de forma clara los territorios, el género Anubias (Un género de origen Africano), las especies más grandes que nos permiten colocarlas en aquellas zonas con menor iluminación e incluso en acuarios de cría sin sustrato y género Aponogeton especies de origen Africano y Asiático. Éstas últimas son más complejas de mantener y presentan periodos de descanso en los que pierden sus hojas.

Hablando de especies concretas

Echinodorus palaefolius

Es una de las especies de hoja grande pero no en forma de espada. Alcanza una altura de hasta 60 cm y puede ser mantenida de forma solitaria con espacio libre alrededor por lo que es ideal para estos tipos de acuario.

Echinodorus bleheri

De todas las espadas del amazonas quizás esta sería especialmente recomendable por sus pocos requerimientos y rápido desarrollo. Dependiendo de la iluminación puede alcanzar tallas de entre 20 y 50 cm de altura. Son ejemplares robustos que se adaptan bien a muy dispares condiciones acuáticas. Es sencilla de reproducir a través de plántulas que surgen en los tallos. Las plántulas se cortan por el tallo floral y se replantan una vez tengan entre 5 y 7 hojas.

Las espadas del amazonas funcionan también como indicadores del nivel de hierro en el agua. Si es deficitario las nuevas hojas serán quebradizas y de color amarillo.

Anubias Barteri

Se trata también de una especie muy resistente que puede mantenerse incluso sin sustrato adheridas a troncos o piedras. Es recomendable atar la planta al objeto decorativo con hilo oscuro, con el tiempo desaparecerá, sin aplastar el rizoma. Con el paso del tiempo su fijación será total. Alcanzan una talla cercana a los 30 cm. Descartaremos la variedad nana por ser excesivamente pequeña.

Acuario para pterophyllum scalare con Anubias Barteri

Acuario para pterophyllum scalare con Anubias Barteri

Vallisnerias sp

También son una especie perfecta para el acuario de escalares ya que su desarrollo es rápido. Las hojas nacen en roseta y se reproducen a gran velocidad. Alcanzan alturas de entre 40 y 60 cm por lo que es conveniente colocarlas en las zonas traseras del acuario. Las dos especies más recomendables sería la variedad americana Vallisneria biwaensis  con la forma de sus hojas en espiral (hasta 20 cm). La segunda es la denominada Vallisnera gigantea o americana dotada de hojas de hasta 3 cm de ancho pudiendo alcanzar tallas de hasta el metro y medio de altura.

A los escalares les gustan mucha estas cintas gigantes porque les permite esconderse fácilmente entre sus hojas proporcionándoles en parte camuflaje natural, especialmente a las variedades que mantienen las franjas verticales.

Acuario para pterophyllum scalare con Vallisnerias

Acuario para pterophyllum scalare con Vallisnerias

Para poder mantener correctamente nuestras plantas de hoja ancha debemos dotar al acuario de un sustrato con un espesor entre los 7 y 10 cm para permitir un fuerte enraizamiento. Es recomendable colocar una capa inicial de un sustrato enriquecido, de larga duración, con arcilla o similar. Siempre emplear abonos y sustratos recomendados para acuario. Los fertilizantes de macetero contienen muchos nutrientes orgánicos contraproducentes para el equilibrio del acuario. La granulometría del sustrato deberá ser preferiblemente fina ya que a nuestros animales les gusta escarbar en ella en busca de pequeñas presas. Además deberemos sifonarlo periódicamente para mantenerlo limpio.

También te puede interesar:

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.