Peces marinos para mantener en grupo o cardumen

inicio > Peces marinos > Peces marinos de grupo o de cardumen

Existen determinadas especies de peces marinos con cierta atracción social. Presentan la tendencia natural a mantenerse en grupos. En la acuariofilia de agua dulce es sencillo encontrar muchas especies que desarrollan este comportamiento. En la acuariofilia marina es más difícil encontrar especies de peces que desarrollen esta conducta en acuario.

Especies de peces marinos para mantener en grupo o cardumen

Según los expertos el 50% de las especies de peces marinos se congregan en grupos sobre todo en etapas juveniles. En la etapa adulta este porcentaje baja al 25%. Estos datos son en estado salvaje. En acuario se reducen enormemente.

Los peces dentro de las reducidas dimensiones del acuario presentan dos tipos de compatibilidades, el grado de tolerancia a convivir con otros individuos. Podemos definir esta compatibilidad entre interespecífica y intraespecífica. La primera es el grado de tolerancia con otras especies distintas y la segunda con individuos de su propia especie.

La que nos interesa desarrollar en este artículo es la compatibilidad intraespecífica que nos va a indicar que peces marinos son capaces de convivir con otros individuos de su propia especie en el reducido espacio que supone un acuario. No existe un limite determinado de individuos que puede formar este grupo más allá de las dimensiones del propio acuario. Cuando el grupo es muy numeroso podemos definirlo como banco o cardumen y cuando es más reducido como bandada.

Especies de peces marinos para mantener en grupo o cardumen

Especies de peces marinos para mantener en grupo o cardumen

Dentro del grupo de peces de la misma especie que mantengamos en el acuario marino se establecerá una jerarquía y no estará libre de tensiones y conflictos. Un ejemplo de jerarquía de banco es aquellos peces que se encuentran en el interior del grupo frente a los que están en el exterior. Los primeros se benefician de una hipotética menor posibilidad de ser atrapados en el ataque por un predador. Está jerarquía suele estar liderada por un ejemplar denominado como alfa. Los individuos tienen determinado su puesto en el cardumen y la baja de uno de ellos hace que se produzca un movimiento de fichas general para ocupar el puesto del que falta. Esto afecta incluso al cambio de sexo que realizan algunas especies.

Motivos para la agrupación en cardumen de los peces marinos

El objetivo principal de la formación del cardumen es la defensa ante los predadores. El carecer de mecanismos y técnicas de defensa propias como espinas poderosas, técnicas de hinchado para parecer más grande entre otras convierte a la acción de unirse en grupo su único mecanismo de defensa. Los grandes grupos de peces realizando todos el mismo movimiento al unísono desconcierta y confunde al predador. Dificulta la elección de la presa a atrapar y el gran número de individuos permite detectar mucho antes la presencia de la amenaza.

El grupo de peces también otorga beneficios desde el plano de la alimentación. El gran número de individuos tiene más opciones de detectar el alimento, que en el mar se encuentra de forma dispersa, y permite una comunicación más rápida del hallazgo por el cambio repentino en el comportamiento de aquellos individuos que hayan hecho el descubrimiento.

Los peces navaja (Centríscidos) son otra opción para mantener un cardumen de peces marinos.

Los peces navaja (Centríscidos) son otra opción para mantener un cardumen de peces marinos.

En acuario todos estas comportamientos no son reproducibles. En primer lugar porque no se mantienen presas y preadores juntos. En segundo lugar porque la búsqueda de alimento no es un problema. Aquellos animales que son propensos a formar cardumen viven por lo general individualmente en acuario aunque ante una repentina situación de estrés como por ejemplo introducir nuevos peces o realizar cambios en la decoración permita un reagrupamiento de carácter temporal.

Ejemplos de peces marinos que pueden vivir en grupo en el acuario

En el acuario de agua dulce es más sencillo encontrar especie de peces que realicen estos comportamientos grupales. Los Carácidos son claro ejemplo de ello. Sin embargo en el acuario marino esta búsqueda es más difícil.

Una de las primeras dificultades para encontrar especies de cardumen para el acuario marino son la talla de los ejemplares. Casi todas las especies con carácter gregario que podemos definir tienen tamaños demasiado grandes para poder mantener en el acuario doméstico. Muchas de estas especies sólo pueden ser mantenidas en grandes acuarios públicos. Ejemplo los géneros Caranx, Seriola, Gnathanodon o Plotosus por ejemplo.

Peces mariposa portaestandarte del género Heniochus

Peces mariposa portaestandarte del género Heniochus

Otra dificultad es el cambio de comportamiento debido al espacio disponible de las especies entre la libertad y su mantenimiento en cautividad. Un ejemplo de este comportamiento son los peces cirujano (Acantúridos) o los peces mariposa (Chaetodóntidos). En los acuarios marinos domésticos estas especies muestran una alta intolerancia intraespecífica mientras que en grandes acuarios públicos forman grandes bancos.

Un ejemplo de este comportamiento grupal sería el pez mariposa portaestandarte del género Heniochus o el pez cirujano amarillo, Zebrasoma flavescens. Este cirujano muy popular en al acauriofilia marina presentan una gran agresividad frente a congéneres. Sin embargo si se mantiene en grupos a partir de los 6 individuos esta agresividad se reduce hasta eliminarla por completo. Obviamente para poder mantener estos grupos debemos tener una instalación acorde al tamaño de nuestros ejemplares. El Zebrasoma flavescens que puede alcanzar tallas de entre 15 y 25 cm de adulto requiere de un mínimo de 150 litros por ejemplar.

Menos frecuentes en el mercado son los peces ardilla y los peces soldado (Holocéntridos) de similar tamaño en la etapa adulta al Zebrasoma y que se adaptan mejor si se mantiene en grupos.

Una alternativa adecuada para acuarios marinos domésticos son las percas del coral denominadas tres colas (Serránidos)

Una alternativa adecuada para acuarios marinos domésticos son las percas del coral denominadas tres colas (Serránidos)

Una alternativa adecuada para acuarios marinos domésticos son las percas del coral denominadas tres colas (Serránidos) que podemos encontrarlas de forma habitual: géneros Anthias, Pseudanthias, Mirolabrichthys o Serranocirrhitus. En libertad estas especies forman grandes grupos con una clara jerarquía con proporción fija de machos y hembras. Estas especies pueden ser mantenidas en acuarios de 500 litros donde se podrá mantener grupos de entre 8 y 12 individuos dependiendo del tamaño adulto de la especie elegida.

Los peces navaja (Centríscidos) son otra opción para mantener un cardumen de peces marinos. No requieren tanques de tanto volumen, sirviéndonos instalaciones de 300 litros. La especie más común de encontrar es la del género Aeoliscus que tienen carácter gregario, pacífico y son compatibles con las instalaciones de arrecife. Esté género permite mantener grupos de entre 10 y 12 individuos con un comportamiento sincronizado muy llamativo.

Los peces cardenal (Apogónidos) son una muy buena opción debido a que no alcanzan tallas más allá de los 10 cm.

Los peces cardenal (Apogónidos) son una muy buena opción debido a que no alcanzan tallas más allá de los 10 cm.

Los peces cardenal (Apogónidos) son una muy buena opción debido a que no alcanzan tallas más allá de los 10 cm. Se adaptan bien al cautiverio y aunque pueden vivir individualmente muestran una coloración y un comportamiento más natural mantenidos en grupos. Sphaeramia nematoptera, cardenal pijama Apogon maculatus, el cardenal de fuego y el Pterapogon kauderni, cardenal de Banggai serían las especies más comunes. Aunque pueden producirse disputas entre los ejemplares esta agresividad se reducirá si los animales se introducen todos a la vez cuando son jóvenes. Para el P. kauderni podemos establecer una tamaño de acuario de 200 litros para mantener un grupo de 10-12 individuos.

Peces dardo o de fuego (Microdésmidos) que forman bancos en su etapa juvenil. En cautividad pueden existir disputas ocasionales. El género Ptereleotris y la especie Nemateleotris magnifica son especialmente gregarios con un talla no superior a los 10 cm que pueden ser mantenidos perfectamente en grupos en acuarios a partir de 200 litros.

Damisielas para mantener en gruopo del género Chromis: Chromis cyanea, Chromis caerulea, Chromis xanthurus o la muy popular Chromis viridis

Damisielas para mantener en gruopo del género Chromis: Chromis cyanea, Chromis caerulea, Chromis xanthurus o la muy popular Chromis viridis

Por último hablaremos de los peces payaso y de las damiselas. Las damiselas por lo general son muy territoriales y muy agresivas. Hay excepciones de mucho interés para mantener en grupo como Chromis cyanea, damisela azul, Chromis caerulea, damisela verde, Chromis xanthurus, damisela de cola amarilla o la muy popular Chromis viridis, Castañuela. Todas ellas especies indicadas para aficionados recién llegados. Entre los peces payaso hay algunas especies no agresivas como el Amphiprion ocellaris que aunque no forma cardumen si forma comunidades pudiendo llegar a convivir varias parejas en una única anémona grande.

También te puede interesar leer:

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen

Summary
Review Date
Reviewed Item
Peces marinos para mantener en grupo o cardumen
Author Rating
41star1star1star1stargray

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.