Mantenimiento y cuidados de las Gonioporas en acuario

inicio > Corales duros > Gonioporas

Sencillamente, cuando se encuentra en plenitud, resultan un coral espectacular. Algo parecido pasa con un coral estrechamente emparentado, la Alveopora. Sin duda, y con la excepción de las Euphyllias, ninguna otra especie está dotada del atractivo que ofrece esos pólipos tan largos.

Ver enlace relacionado: Corales duros, LPS, del género Euphyllia

Mantenimiento y cuidados de las Gonioporas en acuario

Sin embargo las Gonioporas no son viables de mantener en cautividad, por mucho celo que pongamos en su cuidado. Son muchos los estudios biológicos que han profundizado en conocer sus necesidades básicas pero todavía no han sido resueltas.

Esta afirmación es poco conocida y son muchos los ejemplares que se recolectan y exportan anualmente con destino a la acuariofilia. Las Gonioporas no padecen los problemas extremos de blanqueamiento, contaminación ni sobre explotación que sufren otras especies y no se consideran por tanto especies vulnerables.

La experiencia de su mantenimiento en cautividad nos indica que su esperanza de vida no va más allá de los 10 o 15 meses.

Mantenimiento y cuidados de las Gonioporas en acuario

Mantenimiento y cuidados de las Gonioporas en acuario

Tanto las Gonioporas como su pariente cercano la Alveopora se clasifican dentro de la familia Poritidae.

Las causas de su no adaptación a la cautividad son dos principalmente: No cubrir sus necesidades nutricionales lo que provoca una lenta muerte por inanición y los agentes patógenos que encuentran el camino libre durante el estrés del traslado y adaptación.

Los problemas de alimentar Gonioporas en el acuario

El fitoplancton es sin duda la base de la cadena alimenticia de las Goniporas. Tanto el fitoplancton como el zooplancton y en menor medida micro crustáceos forman la dieta de estos bellos animales. La dificultad del mantenimiento de estas especies estriba en que son incapaces de alimentarse de pequeñas presas como los nauplios de artemia recién eclosionados. Estas presas exceden el tamaño necesario y aunque los pólipos reaccionan a su contacto realmente es por pura mecánica aunque después las presas no sean aprovechadas.

La alimentación con preparados comerciales parece no ser la solución, según Meredith, los compuestos que los sostienen, ya sea por viscosidad o adherencia no se adaptan a las necesidades del pólipo cubriéndolos e impidiendo las funciones respiratorias y fotosintéticas de estos.

Otro factor que parece ser determinante en el mantenimiento de las Gonioporas es la presencia permanente de Aminoácidos: Ornithina, Taurina o Glicina entre otros. La gran presencia de ácidos grasos en los tejidos del invertebrado parecen estar basados en la ingesta de fitoplancton y detritos.

El carbono orgánico también es una fuente nutricional para estos animales pudiendo conseguir hasta 110 mg al día a través de los procesos fotosintéticos. Los movimientos de expansión y contracción de la apertura de la corona consume gran parte de este carbono lo que se une al consumido para su desarrollo. Se podría establecer que casi todo el carbono que produce se consume de inmediato dejando muy pocos recursos para la reproducción. Si esta fuente de energía no está disponible con garantías el coral entra en un proceso de autoconsumo de sus propios tejidos.

Afección a los agentes patógenos.

El Dr. Julian Sprung defiende la teoría de que las malas técnicas en la recolección de estos ejemplares y un transporte inadecuado son los factores determinantes para su no viabilidad en acuario. Durante estos procesos se generaliza la presencia de bacterias patógenas oportunistas, entre ellas el Vibrio Shiloi, que toman como puerta de entrada roturas en el tejido y la bajada de defensas generales.

Mantenimiento y cuidados de las Gonioporas en acuario

Mantenimiento y cuidados de las Gonioporas en acuario

Al Dr. Sprung le debate Rob Toonen adscrito al Instituto de Hawaii de biología marina afirmando que no es posible que la misma bacteria afecte a tantos individuos en acuarios tan lejanos unos de otros repartidos por el mundo. Afirma también que ésta misma bacteria se encuentra también presente en ejemplares sanos sin aparentemente dañarlos.

Una causa que también se tiene en cuenta es la zooxantela Ostreobium de la que se cree puede llegar a dañar los tejidos del coral logrando que se despegue de la estructura de carbonato cálcico. Las zooxantelas ante una inanición prolongada producen oxígeno reactivo en tales cantidades que consigue intoxicar a toda la colonia.

Para Sprung una de las claves para el exitoso mantenimiento de este invertebrado sésil es la mineralización del agua marina con fuerte presencia del hierro y Magnesio. Estas sustancias resultan favorecedoras en los procesos fotosintéticos de las algas simbiontes. Según sus investigaciones altas concentraciones de estos metales permiten un aporte extra de nutrientes a través de la acción de las algas. Este extra de nutrientes compensaría la falta del plancton necesario.

Las conclusiones del Dr Sprung para el mantenimiento correcto de Gonioporas sería por un lado el mantenimiento de unos niveles óptimos de los metales comentados junto a una correcta iluminación que permita los procesos fotosintéticos y un ejemplar sano que no haya sufrido percances durante su traslado.A través de estas pautas afirma haber mantenido ejemplares en cautividad por periodos superiores a los dos años.

El estrés de la recolección y traslado del coral

Desde la recolección marina en el punto de origen hasta la llegada a nuestro acuario los diferentes ejemplares de coral están expuestos a muchas situaciones de estrés.

Además de a la propia extracción que resulta traumática por el empleo de martillos y similares, debemos sumarles la salida del mar, las condiciones de transporte, la temperatura inadecuada y un largo etc como inadecuada praxis a la hora de aclimatarlo, perdida de las condiciones del agua de transporte o el mantenimiento en el comercio hasta su venta. Los animales suelen soportar este traslado pero pueden tener consecuencias inesperadas a medio plazo.

Mantenimiento y cuidados de las Gonioporas en acuario

Mantenimiento y cuidados de las Gonioporas en acuario

Para su aclimatación al acuario tanto en el caso de las Gonioporas como en el de las Alveoporas debemos conocer que su esqueleto es mucho más poroso que el de otros corales de este tipo. Sus pólipos son grandes y se encuentran asentados en celdas formadas por afilados tabiques. Cuando se manipula el ejemplar sin darle tiempo a cerrar los pólipos se producirán numerosos cortes en el tejido por donde pueden introducirse burbujas de agua. Estas burbujas se introducen en los poros del esqueleto forzando el despegue del tejido adyacente. Sin embargo si el animal retrae los pólipos adecuadamente puede superar sin problemas la exposición al aire durante la bajamar.

Otra causa de daños en el coral está provocada por los peces payaso y camarones comensales que toman al coral como hospedante casi siempre ante la falta de una anémona adecuada. El contacto permanente le obliga a cerrar los pólipos impidiendo su alimentación. La continúa actividad de expandir y retraer los pólipos supone una gran pérdida de energía complicada que vuelva a recuperar.

Otros peces, en especial los Chaetodones (peces mariposa) y algunos peces ángel pueden llegar a mordisquear los pólipos pudiendo arracarlos. No son animales proclives a nudibranquios parásitos con la excepción del Phestilla que puede ocasionar serios daños. Otros parásitos del acuario como los gusanos de fuego y los camarones mantis pueden dañar la delicada colonia.

Una buena técnica para el mantenimiento de estos ejemplares es agrupar varios individuos. Parece que en contacto directo entre los pólipos son capaces de transmitirse elementos y sustancias protectoras.

Resumen de consejos para tratar de mantener Gonioporas en acuario

Los últimos consejos para el mantenimiento de estos animales sería que en cuanto detectemos un animal que comienza a blanquear o no abre por completo los pólipos debemos ponerlo en una zona menos iluminada donde es más probable que abra. Como hemos indicado el exceso de oxígeno reactivo le es perjudicial.

Mantenimiento y cuidados de las Gonioporas en acuario

Mantenimiento y cuidados de las Gonioporas en acuario

El sustrato es el sitio ideal para su colocación. Conviene remover periódicamente la base del sustrato cercano para remover el detritus acumulado que servirá de alimento al ejemplares y a compañeros colindantes. Está técnica adecuada se emplea con éxito con algunos corales blandos como las Dendronephthyas.

La corriente preferiblemente moderada para no impedir que expanda los pólipos. No debemos filtrar con carbón activo salvo en casos puntuales de necesidad. El skimmer no debe estar sobredimensionado porque debe haber nutrientes a su alcance en el agua. A la hora de alimentar conviene mantener una circulación permanente y baja para que éste pueda llegar a disposición del coral. Son preferibles los alimentos congelados a los preparados líquidos. La mezcla de Microplancton con alimento para invertebrados suele ser una buena mezcla.

No debemos tener en el agua concentración alguna de nitratos o fosfatos que pueden generar invasiones del algas que asfixien a la colonia. Los niveles de Calcio y Carbonatos deben ser altos para potenciar la formación de esqueleto. Además debemos aditar periódicamente estroncio y otros elementos como el Yodo y la vitamina C.

El sistema de filtrado Berlín no es apto para el mantenimiento de estos animales porque su objetivo es eliminar la mayor parte de desechos antes de que se oxiden. Sería más adecuado el sistema de filtrado Jaubert o Plenum del que puedes obtener más información en el enlace.

En este sistema de filtrado es más sencillo que se generen microorganismos en el sustrato. La corriente en estas instalaciones en más baja en el fondo y el skimmer no tienen un papel prioritario en la eliminación de desechos.

Diferenciando Gonioporas y Alveoporas

Las Alvoporas proceden del Mar Rojo, Océano Índico hasta el Pacífico Central. Generalmente ramificaciones pero a veces masivas o colonias incrustadas, con esqueletos ligeros muy porosos. Los pólipos son grandes y en la mayoría de las especies se extienden dramáticamente largas columnas tubulares. Hay doce tentáculos por pólipo, generalmente con puntas romas.

Mantenimiento y cuidados de las Gonioporas en acuario

Mantenimiento y cuidados de las Gonioporas en acuario

Las especies de Goniopora tienen pólipos tubulares largos similares, pero con 24 tentáculos cada uno. Necesidad lumínica y corriente baja-moderada. Baja agresividad. Dureza en acuario media.

Las Gonioporas proceden desde el mar rojo hasta el Pacífico Central

Colonias masivas, ramificadas, o de líneas libres. Los pólipos extienden largas columnas tubulares (hasta más de 40 cm). Necesidad lumínica media-alta, corriente baja a fuerte, agresividad media. Dureza en acuario baja.

Publicado en: En Youtube por fattytwobyfour870

También te puede interesar:

Más artículos sobre Corales blandos y corales duros para el acuario marino

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.