Archivo de la categoría: Sin categoría

Cambio de agua en el acuario marino y reef

inicio > Mantenimiento del acuario marino y de arrecife > El cambio de agua

Ya tenemos en nuestra publicación un artículo dedicado al agua marina, a los tipos de sales, al modo de controlar la densidad del agua y como afecta la evaporación del agua. En éste vamos a tratar la forma correcta de realizar un cambio de agua en un acuario marino.

la forma correcta de realizar un cambio de agua en un acuario marino

A través de los cambios de agua conseguimos reducir los compuestos nitrogenados y otros residuos que desequilibran el balance iónico y son fuente de problemas para nuestros invertebrados y peces y una fuente de energía para las algas.

Por tanto haciendo cambios regulares de agua disolvemos las concentraciones de compuestos y en su volumen adecuado reequilibramos los parámetros químicos y los oligoelementos presentes.

la forma correcta de realizar un cambio de agua en un acuario marino

la forma correcta de realizar un cambio de agua en un acuario marino

En el primer artículo hablábamos de la gravedad específica para medir la salinidad (cantidad de sales disueltas) en comparación con un agua de ósmosis que no disponga de ninguna sal. Medir esta gravedad periódicamente es necesario para no sobre presionar osmóticamente a nuestros animales.

Para realizar este control lo recomendable es emplear un refractómetro manual o una sonda electrónica. Los valores que obtengamos en su lectura nos permite conocer la cantidad de agua evaporada lo que se traduce en un aumento de la gravedad específica. Un buen sistema para realizar este control sin utilizar el refractómetro es marcar una línea de nivel en el filtro colector o sump. De este modo sabremos la cantidad de agua a reponer.

Es recomendable que esta agua esté libre de sales, de desechos y tóxicos. Preferiblemente de ósmosis inversa. El agua de reposición no tiene porque estar estar a temperatura del agua del acuario ya que no debe reponerse en su totalidad de una sola vez. El mar tiene un volumen ingente de agua y los cambios en los parámetros físico-químicos se producen de forma muy lenta. En nuestro acuario debe ser igual. Por ello se debe rellenar de varias veces para no alterar la temperatura ni variar de forma drástica la densidad.

Para evitarnos este control manual de la densidad y evaporación podemos recurrir a una bomba de relleno conectada a una boya y a un deposito con agua de ósmosis. La boya activara la bomba de relleno cada vez que disminuya el nivel del filtro. Recordar que el nivel de agua baja en el filtro colector, en aquellas instalaciones que lo posean y no en el acuario por lo que el equipo se instala en el filtro. Nunca rellenar con agua marina.

Una breve explicación sobre el uso de los refractómetros para medir la densidad

Los refractrómetros son equipos sencillos y económicos increíblemente precisos, sencillos de usar y miden incluso niveles de densidad muy bajos. Para sacarle todo el rendimiento debemos mantenerlo limpio limpiando la óptica siempre con agua dulce cuando terminemos de usarlo.

la forma correcta de realizar un cambio de agua en un acuario marino

la forma correcta de realizar un cambio de agua en un acuario marino

Antes de su empleo debe ser calibrado. Para ello se hecha una o dos gotas de agua de ósmosis sobre el cristal y nos ayudamos del destornillador, de calibración que incluye el equipo,  para llevar la línea blanca al nivel 0 de salinidad y 1000 de gravedad específica. Un vez calibrado se seca y se procede a repetir la operación pero esta vez con agua marina. En función del tipo de acuario, si es de sólo peces, peces invertebrados y reef la gravedad específica es diferente jugando entre los 1017 en acuarios de cuarentena o tratamiento, 1020 en los de peces, 1023 en peces e invertebrados y 1024-1026 en reef.

Preparando agua marina para el cambio de agua

Esta misma operación nos sirve también para medir la salinidad de nuestro agua marina de sustitución. Debemos prepararla con anterioridad bien con disolución de sales de origen comercial o natural.

Para preparar el agua de sustitución debemos tener un deposito con el volumen de agua que queremos cambiar y recomiendo tener un segundo depósito con el cual poder cuantificar el volumen retirado para no encontrarnos con la pega de haber quitado más que la que tenemos para reposicionar.

El agua como he comentado debe estar libre de sales que podrían generar precipitaciones y desequilibrios en el balance iónico. También ha de estar libre de compuestos nitrogenados, fosfatos y a poder ser de silicatos. Un buen filtro de ósmosis es una inversión muy recomendable que nos ayudará a generar un agua marina de calidad, base para el éxito de nuestro proyecto. Muchas aguas embotelladas presentan nitratos ya que para el consumo humano se permiten ciertas cantidades.

Si habéis leído el artículo dedicado al agua marina y a los tipos de sales comentado debemos colocar en el deposito un calentador hasta alcanzar los 24-25ºC. La temperatura afecta a la densidad y por tanto debe ester en estos parámetros para poderla medir correctamente.

Una vez alcanzada la temperatura se añade la sal siempre con una bomba de movimiento que permite al mezcla. La sal tarda en disolverse, dependerá de su composición, si estuviera mojada no acabará de disolverse. También es preferible quedarse corto con la sal para poder añadir que largos y tener que tirarla para añadir agua de ósmosis.

Realizando el cambio de agua en el acuario marino

Una vez tengamos la sal podemos proceder a retirar el mismo volumen del agua del acuario. Una vez retirada comenzaremos a reponerla de forma paulatina repartida en volúmenes cada cierto periodo de tiempo. De este modo el volumen más grande de agua del acuario asumirá sin riesgos las desviaciones del agua de cambio. Si mantenemos alguna bomba de circulación en movimiento beneficiaremos la mezcla rápida entre ellas.

la forma correcta de realizar un cambio de agua en un acuario marino

la forma correcta de realizar un cambio de agua en un acuario marino

Al reponeer el agua conviene hacerlo en alguna zona libre de animales sin remover el sustrato.
En los filtros colectores o sump se suelen marcar dos niveles de referencia. El nivel de acuario en funcionamiento y el nivel de acuario parado. De este modo podemos ir rellenando hasta que el agua desborde por el rebosadero y alcance el nivel de acuario parado del sump.

Una vez lo logramos podemos ponerlo a funcionar comprobando que los niveles añadidos son los correctos.

Comprobar la temperatura y la densidad del agua después sería lo correcto. También podemos aprovechar para realizar los test de los parámetros básicos como el pH y la dureza de carbonatos (kH) y proceder a aditar lo necesario para reequilibrar sus valores.

No todos los oligoelementos o elementos traza se han repuesto con el cambio de agua porque no sabemos los que se habían consumido o precipitado. Los animales y en especial los invertebrados sésiles los consumen por lo que debemos añadirlos para no mermar su desarrollo.

Insisto para terminar en comprobar que todos los equipos vuelvan a funcionar correctamente, incluido calentador, bombas y skimmer. Es muy habitual que alguna bomba deje de funcionar tras el parón porque los elementos precipitados, en especial el calcio, obturan los rotores. Es una muy buena ocasión aprovechar a limpiar los rotores en cada cambio de agua para logar una vida útil más larga de nuestros equipos.

También te puede interesar:

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen.

Barbo tetrazona que pierde coloración

inicio > Preguntas y dudas sobre Acuariofilia > Barbo tetrazona con pobre coloración

Barbo tetrazona que pierde coloración

Saludos, felicitaciones por la publicación espero puedan ayudarme.

Hola estoy viendo tu página y todo me parece interesante, en mi caso en partículas te escribo porque tengo un pez tigre barbo que cambio su coloración y no quiere comer como lo hacen los demás, me gustaría que me dieras una idea de que podría estar pasando, el color es más claro que de los otros Peces, gracias por tu ayuda

Ceop25Carlos

Enlace: Puntius tetrazona, barbo tigre

Puntius tetrazona que pierde coloración

Puntius tetrazona que pierde coloración

Saludos Carlos

Muchas gracias por la consulta

Es complicado hacer un diagnostico a tanta distancia por lo que debo hacer una valoración basándome únicamente en tú comentario. Los cambios de coloraciones sobre todo al grisáceo suelen producirse por agentes bacterianos, en general la bacteria Flexibacter responsable de la enfermedad conocida como Columnaris o enfermedad del algodón en agua dulce. Tampoco es descartable que la afección sea producida por distintos hongos acuáticos como Saprolegnia y Achlya.

Generalmente estas afecciones aparecen cuando sucede un cambio brusco en las condiciones del medio: temperatura, parámetros acuáticos, baja calidad del agua… te recomendaría comprobar el estado del acuario en sus parámetros y temperatura. Si te has dejado con los cambios de agua es un buen momento para realizarlo… siempre que lo hagamos bien.

Si sólo es un caso yo lo trataría en un barreño o similar donde darle algún baño con algún tratamiento antibacteriano o antifúngido. No es buena señal que el animal deje de comer. Quizás la perdida de defensas que haya provocado la aparición de la enfermedad sea a consecuencia de un problema interno de tipo digestivo.

Me cuentas porque me parece de interés.

Podéis dejar vuestros comentarios en la página o hacerme vuestra pregunta a través del mail o nuestra cuenta de twitter. Trataré de atenderos lo más rápido posible. Muchas gracias y espero que lo encontréis de interés.

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen

Actinia equina, tomate de mar

inicio > Anémonas marinas > Actinia equina, tomate de mar

Las Actinias, clasificada dentro de la familia de los Actinidos clase Anthozoo, son Cnidarios sin fase medusa, son invertebrados sésiles que se sujetan al sustrato a través de un disco basal robusto. Se clasifica a su vez dentro del orden Actiniaria que agrupa a todas aquellas especies de Hexacoralias que no poseen o carecen de esqueleto.

Actinia equina, tomate de mar

Las Actinias presentan un cuerpo corto de alzada, su anchura es mediana presentando un disco basal musculado y robusto. Posee seis coronas de tentáculos. Estos tentáculos son cortos y gruesos. En su centro se encuentra la boca.

Presenta dos formas generales si bien una forma pudiera ser una subespecie de la otra. La primera tiene una coloración rojo purpurea y presenta 192 tentáculos. La otra forma es de tonalidad marronácea con 124 tentáculos más cortos que la primera.

Actinia equina, tomate de mar

Actinia equina, tomate de mar

Alcanzan un diámetro en torno a los 4 cm y su altura ronda entre los 5 y 6 cm. Sus tentáculos son retráctiles. Cuando los encogen presentan una forma cerrada redonda lo que les vale el sobre nombre de tomates marinos o tomate de mar.

A nivel interno en su boca nace una faringe musculosa a nivel central que se extiende hasta una cavidad gastrovascular en la parte inferior del disco basal. Rodeando la faringe encontramos los denominados septos que dividen la zona anioral en varias cavidades. En estas cavidades se encuentran las gónodas y los músculos retractores. En la base interna se localizan los acontios.

Biología de las Actinias equinas

La forma descrita de color purpurea es ovípara, posee los sexos separados entre individuos y es capaz de poner huevos a lo largo de todo el año. La forma de color marrón es vivípara y sus larvas aparecen sobre los meses de junio y julio coincidiendo con el aumento de la temperatura.

Son animales territoriales que rechazan la presencia de individuos de su misma especie a través de unos órganos urticantes almacenados en unos pequeños sacos marginales de color azulado. A través de esta alta toxicidad logra conseguir cierto espacio en el sustrato para conseguir su alimento. Se puede localizar varios individuos en una determinada zona pero siempre existirá un espacio prudente entre ellos.

Sus zonas predilectas para vivir son aquellas intermareales rocosas no siendo común encontrarlos en sustratos poco sólidos expuestos a las corrientes. Son capaces de sobrevivir emergidas totalmente cerrardos como consecuencias de las mareas.

Las Actinias son mayoritariamente crepusculuares y despliegan sus tentáculos para la caza normalmente al amanecer. El resto del tiempo permanecen cerrados sobre todo si la iluminación es muy intensa.

Actinia equina, tomate de mar forma emergida

Actinia equina, tomate de mar forma emergida

Se pueden ver a simple vista en cualquier zona de costa Mediterránea ya que no se encuentran a mucha profundidad, hasta los 2-3 metros. Es especialmente abundante en la costa Valenciana.

Mantenimiento en acuario de Actinias equinas

Se puede plantear su mantenimiento como sustituto de anémonas hospedantes de peces payaso o como miembro de la biología presente de un acuario biotopo de litoral mediterráneo.

En los acuarios tropicales de arrecife presenta altos niveles de adaptación. No es especialmente sensible a los cambios de salinidad ni temperatura respecto a los de su origen marítimo. Tanto en uno u otro modo consigue adaptarse incluso en acuarios de temperaturas más altas en las que se carece de enfriador.

Como otros Cnidarios es capaz de deambular por el acuario hasta encontrar su sitio predilecto. Hasta que se situé en la localización de su elección puede generar encontronazos tóxicos con otros corales duros o anémonas que mantengamos.

Podemos alimentarlos con mejillón o bivalvos previamente hervidos.Pequeños trozos de gambas o pescado blanco también serán aceptados. Con alimentar una vez a la semana con pequeños trozos será más que suficiente.

Actinia equina, tomate de mar

Actinia equina, tomate de mar

También te puede interesar:

Más artículos sobre Corales blandos y corales duros para el acuario marino

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen.